5 Motivos para elegir educación internacional - BSS

La clave

La elección del colegio de tus hijos es una de las decisiones más importantes que debes tomar, ya que puede marcar su futura trayectoria profesional y personal.

Si estás valorando la posibilidad de ofrecer a tu hijo una educación internacional con el objetivo de que aprenda un segundo idioma como si fuera bilingüe, a continuación, te explicamos 5 razones para optar por un colegio con un currículum internacional que van más allá del conocimiento de idiomas.

1. Dominio de un segundo idioma

Aprender un idioma desde una edad temprana y familiarizarse con su uso cotidiano en cualquier actividad diaria son garantías para conseguir que se asimile mejor el aprendizaje de una segunda lengua y que se pueda utilizar con la seguridad y soltura necesarias para ser considerado bilingüe. Una de las ventajas de iniciarse en un idioma desde la más tierna infancia es la posibilidad de aprender el idioma de una forma natural en una etapa de la vida cuando el cerebro es más maleable y está más receptivo al aprendizaje.

Los estudios demuestran que para dominar un idioma es preciso aprenderlo en un contexto social en el que el niño tenga exposición a estímulos y eventos que son vitales para llegar a dominarlo. Si ello se produce antes de los cinco años, que es cuando se desarrolla el 85% del cerebro del niño, las probabilidades de éxito aumentan. Una educación internacional ofrece las ventajas de poder aprender el idioma de forma inmersiva en el colegio, mientras el cerebro gestiona el intercambio de idiomas utilizados en el aula y en el hogar de una manera natural.

2. Multiculturalidad, respeto por la diversidad y mentalidad global

El hecho de asistir a un colegio internacional implica compartir el día a día con compañeros de diferentes nacionalidades, lo que proporciona un componente de multiculturalidad que resulta muy valioso de cara a desarrollar una mentalidad abierta y global. Los colegios internacionales suelen incluir entre sus valores el respeto por la diversidad y el reconocimiento de la diferencia. Gracias a su población multicultural, tanto de profesores como de alumnos, suelen celebrar diferentes festividades religiosas y culturales a lo largo del año, de forma que los estudiantes crecen en un entorno de tolerancia y de mentalidad global que les convierte en verdaderos ciudadanos del mundo.

Asimismo, una educación internacional abre puertas a realizar intercambios con países donde se habla el idioma del colegio, cosa que permite crear relaciones con personas de otras nacionalidades que pueden perdurar para toda la vida, aprender otras culturas y estar mejor preparados en caso de decidir estudiar y/o residir en otro país.

3. Currículum internacional reconocido mundialmente

Desde el punto de vista académico, una educación internacional supone un pasaporte a las mejores universidades del mundo, tanto en Europa como en otros continentes. Los programas y titulaciones de los colegios internacionales están avalados por un amplio reconocimiento internacional tanto por parte de universidades como de empresas de todo el mundo, cubren desde primaria hasta secundaria e incluyen preparación universitaria, equivalente al bachillerato español. Sus currículos están validados por los procesos de inspección regulares a los que deben someterse por parte de organismos internacionales y los alumnos realizan exámenes oficiales organizados por instituciones examinadoras externas, lo que hace que sean respetados y conocidos mundialmente, y que sean considerados una excelente base para la universidad, para el mundo laboral y para la vida.

Algunos colegios internacionales ofrecen más de un currículum internacional, abriendo así una ventana de oportunidades aún mayor a la hora de escoger un destino universitario.

4. Desarrollo de habilidades del siglo XXI

Una educación internacional ayuda a los estudiantes a desarrollar las habilidades que necesitarán para triunfar a lo largo de su vida, ya sea en el colegio, en la universidad o en su carrera profesional. Los estudiantes no solo desarrollan mejores capacidades cognitivas y habilidades comunicativas gracias al aprendizaje simultáneo de dos idiomas, sino que el currículum internacional fomenta el desarrollo de habilidades intelectuales, personales, emocionales y sociales del alumno, además de un profundo conocimiento de las asignaturas cursadas.

El modelo educativo internacional tiene como objetivo preparar a los alumnos a través de estrategias de aprendizaje que fomentan el desarrollo de la creatividad y la innovación, la iniciativa y el liderazgo, el pensamiento crítico y la resolución de problemas, así como la resiliencia y la capacidad para aprender de por vida, lo que constituye una base extraordinariamente sólida para un futuro lleno de éxitos.

5. Oportunidades laborales

Una educación internacional abre las puertas a experiencias profesionales de todo tipo, gracias al conocimiento de idiomas a nivel nativo (una de las competencias más demandadas en el sector laboral y que puede resultar determinante para acceder a un puesto de trabajo), a disponer de una titulación avalada por universidades de prestigio internacional, y al cultivo de una mentalidad global.

Las empresas cada vez más valoran un portfolio de formación amplio, las habilidades interpersonales (las denominadas soft skills) y las experiencias internacionales, lo que en su conjunto suponen una gran ventaja y un valor diferencial frente al resto de candidatos.