Nadie cuestiona la importancia de las experiencias internacionales como una oportunidad para abrir los ojos y la mente, para cultivar el entendimiento y el respeto intercultural y, en definitiva, como una vía para el aprendizaje desde la experiencia propia.

Con el propósito de ofrecer unos programas educativos para impulsar la creación de un mundo mejor a través de la educación, en 1968 nació la Organización del Bachillerato Internacional (IB). El objetivo es que los centros escolares e instituciones colaboren para crear y desarrollar programas de educación internacional de excelencia, vinculados a métodos de evaluación muy rigurosos.

El primer centro educativo español que logró su adhesión a la Organización del Bachillerato Internacional forma parte de de los Colegios Best Schools in Spain, en el año 1977. España llegó a ser, en aquella década, el tercer país europeo en número de alumnos formados con el modelo educativo del IB, tan solo por detrás de Reino Unido y Países Bajos. En estos momentos, 113 colegios españoles imparten alguno de los programas del IB y 39 universidades cuentan con políticas oficiales de admisión para sus alumnos.

Los programas del IB en España se ofrecen en diversos idiomas

Los programas del IB se ofrecen en inglés, español o francés. Las escuelas pueden prestar todos los servicios de enseñanza y evaluación en estas lenguas. Es por esta razón que España resulta un país especialmente atractivo para los alumnos internacionales que desean estudiar los programas del IB, pues muchos colegios ofrecen los programas exclusivamente en inglés o en inglés y español, lo que supone una oportunidad para que el alumno combine el estudio con el enriquecimiento cultural y la adquisición o mejora de la otra lengua.

Los exámenes del IB son comunes para todos los alumnos que se examinan en el mundo, lo que hace patente el rigor y objetividad de estos programas. Lo que revelan los resultados es que, históricamente, España es un país con excelentes resultados, con una tasa media de aprobados muy superior al resto de países.

Muchos expertos señalan al profesor como garante del éxito del alumno del IB en España, pues son maestros motivadores, que retan al alumno y que al mismo tiempo son exigentes con ellos.

Encuentra el mejor colegio privado en España con programas educativos de calidad, internacionales y con metodologías innovadoras.

En qué consisten los programas del Bachillerato Internacional

Una de las características más apreciadas del IB, precisamente, es que permite a los alumnos de Bachillerato ingresar en las universidades más prestigiosas, por lo que es una opción ideal para estudiantes internacionales que quieran ampliar sus posibilidades de acceso a la universidad, con independencia del país donde deseen cursar sus estudios superiores.

El IB ofrece un continuo de cuatro programas internacionales que se pueden impartir desde los 3 hasta los 19 años. El Programa de la Escuela Primaria (PEP) está destinado a alumnos de entre 3 y 12 años. A través de un marco pedagógico interdisciplinario basado en unidades de indagación, el programa estimula a los alumnos para que piensen por sí mismos, para que se cuestionen el entorno en el que viven y asuman la responsabilidad de su propio aprendizaje. Este programa se imparte en 18 colegios de España en la actualidad.

Por su parte, el Programa de los Años Intermedios (PAI) se imparte entre los 12 y los 16 años de edad. El marco curricular de este programa consta de ocho grupos de asignaturas que tienen como finalidad que el alumno asuma un papel activo en su aprendizaje y que tenga una mentalidad internacional. También son 18 colegios españoles los que ofrecen este programa a sus alumnos.

El Programa del Diploma (PD) es el programa educativo que se imparte coincidiendo con la etapa escolar del Bachillerato del sistema educativo español, entre los 16 y los 18 años de edad, y cuenta con su propio sistema de evaluación. Es el programa que más Colegios del IB ofrecen, con un grupo de 109 centros adscritos. El currículo del PD está formado por seis grupos de asignaturas y las troncales (Teoría del Conocimiento, Creatividad, Acción y Servicio y la Monografía) a través de las cuales los alumnos llevan a cabo investigaciones y realizan proyectos que, mayoritariamente, tienen un impacto social.

Por último, el Programa de Orientación Profesional (POP), de reciente creación, responde a las necesidades de los alumnos que optan por una formación profesional con un enfoque internacional y de aprendizaje práctico, con la misma orientación a la excelencia que el resto de programas del IB.

En la actualidad, cursan alguno de estos programas más de un millón de alumnos de 4.800 colegios en 140 países.