Desde hace varias décadas el inglés se ha convertido en un idioma verdaderamente global. Más que deseable, ha pasado a ser un requisito casi imprescindible para encontrar empleo en cualquier parte del mundo. ¿Por qué ha sucedido esto? Simplemente porque es un idioma de comunicación en muchos países y por tanto ha ganado fuerza en los entornos empresariales e institucionales. Hablar con fluidez inglés abre muchas más posibilidades para conseguir éxito laboral.

Sin embargo, este hecho ha ocasionado que en países anglosajones el aprendizaje de idiomas no se tome en serio, porque se supone que el inglés se utiliza en todas partes y puede ser suficiente para desarrollarse profesionalmente. No obstante, el bilingüismo representa un cambio cultural para muchos hablantes nativos de inglés: es cada vez más común en el mercado globalizado que solo poder hablar inglés ya no sea suficiente para alcanzar metas profesionales más ambiciosas. Para ello, se requiere un segundo idioma, especialmente en negocios internacionales, banca, comercio y telecomunicaciones.

Hablar dos o más idiomas brinda una ventaja considerable, pues las competencias adicionales ayudan a los alumnos a aumentar las posibilidades de entrar o consolidarse en el mercado laboral. Al poder hablar un segundo idioma, se demuestran habilidades lingüísticas que benefician a la empresa. En campos de rápido crecimiento como el turismo, las relaciones internacionales, la atención médica o la seguridad nacional, el requisito de una segunda lengua es cada vez más importante.

Ya sea que las empresas quieran adquirir una mayor cuota de mercado o hacer negocios en el extranjero, los empresarios suelen estar dispuestos a pagar más remuneración por los puestos de profesionales bilingües. Los estudios muestran que los trabajadores bilingües cobran entre 3 y 7% más salario que las personas que solo hablan su lengua materna.

Encuentra la mejor escuela privada de España con calidad, programas educativos internacionales y metodologías innovadoras.

Las oportunidades aumentan con el aprendizaje del español

Cuando una familia con hijos, debido a diferentes circunstancias, se traslada al extranjero a un país de habla no inglesa, puede ser tentador no aprender el idioma local, especialmente si pueden desenvolverse bien usando únicamente el inglés.  Sin embargo, fomentar el aprendizaje de un segundo idioma en pequeños y mayores es una oportunidad única y maravillosa que podemos brindar a nuestros hijos.

No es sorprendente que personas extranjeras viviendo en España puedan desenvolverse sin aprender el español; no obstante, restamos oportunidades a nuestros hijos si nos les introducimos en el aprendizaje de la lengua española, les estamos privando de un enriquecimiento cultural del entorno en el que ahora están viviendo, de una comunicación sin malentendidos y, por supuesto, de una inversión para su futuro laboral al adquirir el conocimiento de una segunda lengua tan demandada como el español. Y lo que también es muy importante, no conocer el idioma local también puede limitar el círculo social en el que aprende y crece académica y personalmente.

Los colegios que forman parte de Best Schools in Spain ofrecen la posibilidad de aprender español en un entorno educativo exigente, de excelencia en sus prácticas y que garantizan el aprendizaje del español a la par que el inglés, junto con el mantenimiento de su lengua materna (si esta fuera otra diferente al español o al inglés) y la iniciación en otros idiomas de interés. Además, España cuenta con un sistema educativo actualizado, que evoluciona hacia la internacionalización, la innovación y la enseñanza en competencias e idiomas.

El éxito del español en los negocios y el consumo internacional

Grandes compañías internacionales buscan personas que tengan diferentes habilidades globales y el dominio del español se está convirtiendo en una exigencia casi imprescindible.

¿A qué debemos esta creciente importancia del español? El español es el idioma oficial de 21 países y lo hablan más de 420.000.000 hablantes nativos en todo el planeta. La cifra aumenta considerablemente en todo el mundo si tenemos en cuenta las personas que lo hablan como segundo idioma. La lengua española se está globalizando cada vez más y es considerado como el idioma más comúnmente entendido en el hemisferio occidental, debido a su uso prominente en América del Sur. En los últimos años, existe una tendencia creciente de las personas que eligen el español como primera lengua extranjera de estudio; como así lo remarcó el Instituto Cervantes en el informe El español: una lengua viva, publicado en 2018.

El documento mencionado se refiere al español como «idioma de crecimiento» debido a la progresión financiera y al aumento de la población en los países de habla hispana. Por ejemplo, países sudamericanos han experimentado un gran crecimiento económico, lo que significa que el continente se ha vuelto más prominente en términos de su posición económica internacional, debido a las exportaciones de su rica fuente de minerales y diversos productos agrícolas.

La cada vez mayor base de consumidores hispanoparlantes en todo el mundo conforma un grupo de millones de personas que ninguna empresa puede ignorar. Razón por la cual las compañías están tienen más en consideración a los hispanohablantes cuando promocionan sus servicios. Asimismo, forman una gran comunidad que comparte productos, servicios y cultura, ofreciendo a muchas empresas internacionales un enorme potencial de crecimiento. Teniendo en cuenta el aumento de la población y el éxito económico en los países de habla hispana, se podría argumentar que el español también se está convirtiendo en un segundo idioma obligatorio para los negocios, ya no solo el inglés.

Estudiar en España supone una oportunidad para niños y jóvenes de aprender el idioma español, afianzar el inglés y acceder a una educación de máxima calidad en uno de los centros de Best Schools in Spain. Preparamos a nuestros alumnos para que adquieran conocimientos, competencias, valores y se desarrollen para un mundo en el que se le abren todas las puertas.