Aunque el tiempo pasa de manera inexorable a la misma velocidad de siempre, el ritmo de los cambios que se producen en nuestra sociedad hace que parezca que se acelera continuamente. Y muchas veces, cuando decidimos hacer algo distinto para nosotros mismos o para nuestros hijos, ya es demasiado tarde.

Tampoco nuestro planeta Tierra va cambiando de tamaño y, sin embargo, el mundo se hace cada vez más pequeño gracias al desarrollo de las comunicaciones, tanto desde el punto de vista de la movilidad física de las personas como por la revolución de las telecomunicaciones. De esta manera, compartir experiencias con personas de otros países o viajar por el mundo resulta muy accesible hoy en día a cualquier edad.

Con estas dos premisas, ¿nos hemos dado cuenta de que el modelo de relación entre personas de culturas diferentes puede mejorar la calidad de vida de quienes vivimos en nuestro planeta? ¿Y de que un elemento esencial para la propia calidad de esas relaciones es el uso competente de diferentes idiomas?

Profesores del mundo: ¿somos conscientes de lo importante que puede ser para nuestros alumnos el aprendizaje de la tercera lengua más hablada en el mundo?

Progenitores del mundo: ¿queremos que nuestros hijos tengan las mejores oportunidades para su desarrollo personal y profesional en un mundo global?

 

El aprendizaje de idiomas

Está científicamente demostrado que el aprendizaje temprano de distintos idiomas favorece la plasticidad cerebral y contribuye a la mejora de otro tipo de aprendizajes, tanto competenciales como de contenidos más formales.

 

La importancia de aprender idiomas en un mundo global

Un niño que descubre una nueva lengua en su infancia aprende además a amar los países en los que se habla y aumenta su interés por conocerlos.

Un estudiante adolescente que viva un año escolar en una cultura y con una lengua diferentes a la suya, pero que ya conoce, desarrolla una emocionalidad que hace que su experiencia se extienda a los miembros de su familia y a quienes tiene a su alrededor.

Un ciudadano que sepa hablar inglés y español con adecuados niveles de competencia, además de hablar su lengua materna, tiene a su alcance poder decidir dónde desarrollar su vida en cualquier parte del mundo y dispondrá de un valor diferenciador indiscutible para cualquier empresa.

 

La lengua española

Aprender español

El español es hoy en día la segunda lengua más hablada en el mundo como lengua materna (después del chino mandarín y antes que el inglés) y la tercera en número de personas que la conocen y la utilizan para su vida cotidiana. España, EE.UU. y todo el continente americano se convierten en un mercado de inmensas proporciones que va a jugar un papel decisivo en la evolución de un mundo tan globalizado.

 

Por qué aprender más de un idioma principal a nivel mundial

Dominar más de uno de los principales idiomas a nivel mundial, dentro del ámbito comercial y profesional internacional, supone una ventaja competitiva para quien lo adquiere y, como consecuencia, el crecimiento exponencial de las oportunidades para conseguir el trabajo deseado en el futuro. Es sencillo de comprender el que cualquier angloparlante que aprenda español tendrá la oportunidad de comunicarse con los ciudadanos de la mayoría de países en nuestro planeta.

Por otro lado, tener la oportunidad de vivir una experiencia educativa en España durante la adolescencia puede suponer un antes y un después en la vida de un joven con ganas de aprender. Es bien conocido que el estilo de vida español es “envidia” de muchas personas en diferentes países. España ofrece en bastantes colegios un modelo educativo muy actualizado, evolucionado hacia la internacionalización y con un alto nivel académico. Esto permite a sus alumnos decidir con acierto sus estudios universitarios y, sobre todo, les dará en el futuro la posibilidad de adaptarse a la sociedad que les toque vivir.

 

España ofrece grandes posibilidades a estudiantes que quieran aprender español

La gran mayoría de las ciudades españolas cuentan con una gran variedad de actividades culturales, artísticas o deportivas que facilitan la relación con otros jóvenes de su misma edad con aficiones similares, lo que ayuda a que el perfeccionamiento del español sea una tarea divertida y motivadora en uno de los países más seguros del mundo. El enriquecimiento cultural e intelectual que el conocimiento del español aporta, contribuye a lograr una óptima preparación para los estudios universitarios en cualquier país del mundo.

Los colegios englobados en “Best Schools in Spain” tienen una clara proyección internacional. Estudiar en uno de estos centros supone la garantía de una formación adaptada a las necesidades de cualquier alumno extranjero, con el apoyo necesario para su integración y con un adecuado seguimiento de su evolución académica. Son además una excelente referencia para el aprendizaje y la mejora del idioma español de sus alumnos extranjeros. Estos colegios disponen de equipos de orientación académica y personal, y de un profesorado implicado que sabe aconsejar al alumno la formación complementaria que mejor se adapta a sus necesidades.