Los directores son los máximos responsables de la gestión de cualquier institución educativa. Entre sus funciones, destacan planificar y supervisar las actividades académicas y administrativas, evaluar el desempeño del personal docente y velar por el cumplimiento de las normas. Estudios recientes realizados en los Estados Unidos muestran que los buenos directores mejoran el rendimiento de los estudiantes, mientras que los directores ineficaces obtienen el resultado contrario.

Por ello, los colegios Best Schools in Spain (BSS) se preocupan por la búsqueda del talento para la dirección de sus centros educativos. Es una tarea ardua, a la vez que esencial, encontrar a líderes excelentes, no solo académicamente, sino también a nivel personal, ya que su liderazgo es uno de los factores claves para el desarrollo de una educación de calidad.

Habilidades y funciones de los directivos escolares

Los directores de los centros Best Schools in Spain tienen el factor común de ser personas cercanas a todos los miembros de la comunidad educativa, tanto a alumnos y padres como a profesores. Mantienen una relación estrecha con todos ellos, transmitiéndoles la seguridad y confianza necesaria para que puedan recurrir a ellos ante cualquier tipo de problema. Es así como saben qué cambios y medidas son las que más se acomodan a las necesidades de todos los involucrados en la educación de los estudiantes. Las decisiones requieren conocimiento, visión y también escucha activa de la comunidad educativa, de esta manera se avanza hacia el objetivo final de cualquier de nuestros centros educativos, que es garantizar y ofrecer un servicio de primerísimo nivel y calidad.

Los líderes también se caracterizan por ser personas con una excelente inteligencia emocional. Según el periódico británico The Guardian este atributo es crucial para ser un director escolar exitoso. Esto se debe a que el saber entender y controlar nuestras propias emociones nos ayuda a comprender y manejar las de los demás. Por lo tanto, los directores de los colegios trabajan duro para aprender a procesar sus emociones de forma saludable y no dejarlas de lado fingiendo que no existen. También se ponen en la piel del profesorado de sus centros educativos, con el fin de  comprender sus emociones y ayudarles a superar todas aquellas que son negativas.

La habilidad para formular una visión es otra de las aptitudes claves que poseen los directores de los centros Best Schools in Spain. Esto se traduce en la capacidad de dar forma al futuro, en lugar de ser moldeados o dejarse llevar pasivamente por las transformaciones que lleguen al ámbito educativo. La visión del líder escolar es a menudo el catalizador para unir a las personas. Por ello, los directores formulan una visión cohesiva que desafía a cada individuo a dar lo mejor de sí. Esto ayuda a que cada centro avance en conjunto, siguiendo un mismo camino y trabajando en equipo para afrontar las transformaciones continuas y necesarias en la educación, siempre en beneficio de sus alumnos.

Encuentra la mejor escuela privada de España con calidad, programas educativos internacionales y metodologías innovadoras.

Comunicar, liderar y ser capaz de motivar

En manos de la dirección escolar de un centro educativo está la estrategia, en gran medida la implicación de los profesores y el crecimiento del talento dentro del colegio. Por ello, han de ser capaces de crear ambientes que faciliten el desarrollo de todo el personal, lo que conllevará al progreso de la escuela. Los colegios que forman parte de Best Schools in Spain se encuentran a la vanguardia educativa en España, su máxima es la mejora continuada, por lo que es importante un líder que gestione ese crecimiento.

El trabajo en equipo es esencial en la vida de un colegio y, para llevarlo a buen término, no es suficiente tener una buena visión y contar con una planificación adecuada del trabajo diario en un colegio. Es necesario transmitirlas, presentar el planteamiento de tal manera que involucre, motive y convenza al personal que hace posible la vida y avance de un centro educativo. La comunicación es esencial para ello, así como para explicar órdenes, formas de trabajo y líneas de actuación. Un directivo escolar ha de ser capaz de afrontar situaciones complicadas y solucionar problemas. Por lo tanto, los directores de éxito cuentan con grandes destrezas comunicativas. 

Inspirados en el liderazgo democrático, los directores escolares también son firmes pero flexibles. Entienden que para formar un buen equipo deben valorar las aportaciones de sus compañeros. Como buenos líderes, toman decisiones, inspiran a los componentes del equipo, fijan metas comunes y cuentan con el respeto y el apoyo de las personas que componen un centro educativo. Además, ni se imponen ni se quedan en segundo plano, sino que apoyan el debate y el intercambio de opiniones para tomar las mejores decisiones para la actividad de un colegio.

Finalmente, comprenden que ser líder, no solo significa ser capaz de tomar decisiones e involucrarse más en las actividades diarias, es también saber motivar al profesorado, transmitirles la confianza necesaria para que se den cuenta de lo valiosos que son para su colegio y cómo sin ellos sería imposible brindarles la educación de primer nivel a los alumnos.

En conclusión, los directores de los colegios Best Schools in Spain son personas empáticas, cercanas y con una magnífica capacidad comunicativa. Todo esto les permite estar al día con la realidad de sus colegios y adaptarse a cualquier cambio rápidamente para satisfacer las necesidades de toda la comunidad educativa. El talento es la fuente del éxito en un colegio Best Schools in Spain, desde el liderazgo de los directores escolares, hasta la implicación, conocimientos y capacidad de innovación de todo el profesorado que proveen la mejor educación a nuestros alumnos.