El uso de las nuevas tecnologías orientadas al mundo de la educación ha crecido a un ritmo vertiginoso durante la crisis de la COVID-19, especialmente en España. El plan de contingencia del Gobierno español, para hacer frente a la pandemia y frenar los contagios, incluyó el cierre de todas las instalaciones de los centros educativos de marzo a junio de 2020.

En todo este período, los colegios privados pertenecientes a Best Schools in Spain han demostrado una gran profesionalidad y han habilitado toda la tecnología necesaria para garantizar el derecho a la educación de los alumnos, adaptando así las enseñanzas a la modalidad a distancia. La experiencia ha sido muy positiva, no se ha interrumpido el aprendizaje de los estudiantes, ni se ha visto menoscabada la excelencia de la formación que brindan estos colegios. Todo ello ha sido posible gracias a los procesos de digitalización e innovación de nuestros centros educativos en los últimos años, sin olvidar la gran dedicación de los profesores para acompañar diariamente al alumno.

Encuentra la mejor escuela privada de España con calidad, programas educativos internacionales y metodologías innovadoras.

Tecnología y herramientas para la educación online

Los docentes han tenido que hacer frente a una situación sin precedentes. En este entorno las nuevas tecnologías han sido claves en la transición a un modelo de enseñanza diverso, dúctil, a tiempo real, directo y personalizado en las denominadas nuevas aulas virtuales, que hemos utilizado en Best Schools in Spain en este tiempo. Todo esto ha contribuido a abrir un nuevo camino lleno de posibilidades en el ámbito de la enseñanza.

El uso de plataformas como Microsoft Teams o Google Classroom, espacios de trabajo diseñados para mejorar la comunicación y la colaboración de distintos equipos de trabajo, ha cambiado la forma en la que los docentes enseñan y los alumnos aprenden. Estas plataformas permiten organizar clases y reuniones virtuales con los estudiantes, unas sesiones que además se pueden grabar para visionarse después. También se pueden compartir y editar distintos documentos o recursos en línea y realizar video tutoriales. La flexibilidad que ofrecen este tipo de plataformas supone un cambio importante para los estudiantes, permitiendo actividades que además apoyan y sustentan una atención personalizada por parte del docente pese a la distancia.

De manera muy sencilla, el profesor puede distribuir todo a través de estas plataformas: recursos, tareas y valoraciones. En el caso de Microsoft Teams cada clase o grupo de alumnos dispone de su propio equipo de trabajo o ‘team’ que comparte con el resto de sus compañeros y con el profesor de la materia en cuestión. Estos grupos posibilitan una comunicación muy fluida entre los distintos miembros del equipo. Todos ellos pueden intercambiar impresiones y opiniones de manera virtual, ya sea por mensajes o a través de videoconferencias. Estas videollamadas pueden ser conjuntas con el resto de los alumnos que pertenecen a un mismo curso, como si se tratase de una clase presencial, o de llamadas individuales o tutorías que pueden resultar especialmente útiles para algunos de los estudiantes que precisan de refuerzo o de ayuda en alguna cuestión.

Los docentes han trabajado a través de clases virtuales, apoyando a los alumnos con un seguimiento diario de su progreso y, por otro lado, también se ha evaluado a los estudiantes en la distancia. Los profesores han utilizado todas las herramientas a su alcance para proponer actividades con las que proporcionar una evaluación continua, realizado exámenes orales por videoconferencia o escritos, a través de ejercicios prácticos y preguntas de desarrollo por plataformas online. Posteriormente, el alumno tiene acceso ya no solo a sus calificaciones, sino que además puede recibir feedback e indicaciones de cómo mejorar trabajos y tareas futuras.

Los profesores tienen acceso a las calificaciones para cada uno de los cursos, por lo que de forma rápida y fácil pueden obtener una imagen completa de cómo está desempeñando un alumno en cada una de las asignaturas. Toda esta información se almacena en la plataforma y es accesible en cualquier momento. Incluso tienen la opción de recompensar a los alumnos a través de la misma plataforma lo que es un gran incentivo para premiar el rendimiento de los estudiantes.

El reto académico de la digitalización de la educación

Poder ofrecer distintas opciones a los alumnos, en base a lo que necesita cada uno de ellos, es una forma de capacitarlos para que tomen decisiones y proporcionarles las herramientas y recursos necesarios que les van a permitir personalizar su aprendizaje. Para los docentes de Best Schools in Spain ha resultado muy alentador ver cómo los alumnos interactuaban y debatían problemas entre ellos, empleando las distintas herramientas que ofrece la tecnología de manera útil y efectiva. Han podido colaborar entre ellos, han resuelto problemas conjuntamente y han establecido una comunicación completamente virtual de manera eficiente, por la imposibilidad de estar juntos de manera presencial en el propio colegio.

Las nuevas tecnologías en el ámbito educativo han ampliado los recursos disponibles para los docentes, ofreciendo un sinfín de material online. A su vez, han permitido mantener el contacto con los alumnos de manera ágil y en muchas ocasiones en tiempo real. Estas plataformas virtuales han posibilitado la continuidad académica de miles de alumnos gracias a las clases online y a un aprendizaje a distancia de gran calidad, impuesto por la situación que nos hemos visto obligados a vivir y que sin las nuevas tecnologías hubiese sido imposible llevar a cabo.