El inicio del año ha estado marcado, en muchas zonas de España, por la borrasca Filomena, que ha dejado nevadas copiosas como no se veían desde hacía décadas en el centro de la península. Este fenómeno natural ha obligado a cientos de miles de niños a retrasar la vuelta a las aulas debido a las complicaciones de movilidad que se han generado en las ciudades, con pocos recursos para hacer frente a esta inusual nevada.

Pero la educación no se ha detenido y la mayoría de las instituciones ha sabido valerse de la tecnología para seguir con el plan académico previsto. En gran parte, la experiencia acumulada durante los meses de confinamiento domiciliario, ha facilitado la tarea de asistir a clase de forma no presencial.

 

La digitalización de las instituciones educativas es una realidad que, si bien comenzó hace unos años, ha sido impulsada a gran velocidad por las circunstancias del COVID-19. En el año 2018, ya recogían los medios de comunicación los esfuerzos de la Comisión Europea por impulsar la digitalización en los centros académicos. Las instituciones de Best Schools in Spain, que llevan tiempo invirtiendo e implementando planes de digitalización, así como en formación del profesorado en torno a las nuevas tecnologías,  han podido adaptarse mucho más rápidamente al nuevo panorama y seguir con el ritmo académico previsto con una experiencia óptima.

La digitalización de las instituciones educativas es una realidad que, si bien comenzó hace unos años, ha sido impulsada a gran velocidad por las circunstancias del COVID-19.

Desde el punto de vista de la enseñanza, desde hace años se trabaja en programas que permitan hacer más lúdico el proceso de aprendizaje mediante juegos y otras dinámicas de gamificación. Asimismo, ha tenido un papel esencial el ascenso que experimenta el e-learning desde mediados de la década pasada; su trayectoria ha permitido conducir la no presencialidad sin notables errores de principiante.

Herramientas y bagaje

Las herramientas más utilizadas, durante estos meses en los que se ha visto afectada la asistencia a los colegios, son las que han permitido conectarse por videoconferencia a las clases, así como las que facilitan el trabajo colaborativo, tan importante para que los alumnos puedan socializar con otros compañeros a la vez que aprenden y también estén en contacto directo con sus docentes. 

Esta inmersión en lo digital de los alumnos de Best Schools in Spain también tiene un innegable punto de ventaja para los que cursan las etapas finales de su educación escolar: sin duda, el uso de herramientas de gestión de proyectos, organización documental, etc., es un bagaje con el que los jóvenes se integran con mayor facilidad en la vida activa y profesional.