Soft Skills: habilidades vida y futuro alumnos | BSS

La clave

Las soft skills (‘habilidades blandas’ en su traducción literal) son aquellas competencias interpersonales, sociales y profesionales que contribuyen al éxito en nuestras relaciones personales, así como en el plano profesional. Si hace unos años el mundo laboral seleccionaba a las personas por sus competencias técnicas, hoy las soft skills son igual de importantes que los títulos académicos o las certificaciones profesionales.

Por todo ello, es importante en los colegios enseñar a los alumnos a desarrollar estas habilidades. En los centros educativos pertenecientes a la red Best Schools in Spain trabajamos estas competencias desde etapas tempranas y continuamos su desarrollo en las siguientes etapas escolares.

A continuación enumeramos 12 de las soft skills más demandadas en la actualidad:

1. Resiliencia

La capacidad de adaptarse a situaciones imprevistas, y en ocasiones adversas, y la de mantenerse fuerte, paciente y calmado en un entorno de crisis.

2. Pensamiento crítico

Permite tener nuevas ideas, además de adquirir la capacidad para ser más analíticos, investigadores y curiosos.

3. Compromiso

Tanto en el ámbito laboral como en el académico es importante estar comprometido con el objetivo de la empresa o del centro escolar. Esto supone una mayor motivación, concentración, calidad del trabajo y, por lo tanto, productividad. Estas personas saben invertir tiempo y energía en ayudar a los demás, sin necesidad de obtener un beneficio directo o personal en ello, y suelen tener un efecto multiplicador al mejorar el ambiente del grupo.

4. Flexibilidad

En momentos complicados o de incertidumbre, resulta esencial contar con la flexibilidad suficiente para adaptarse a nuevas formas de trabajar, utilizando nuevas herramientas y aceptando los cambios que puedan producirse a lo largo del tiempo.

5. Trabajo en equipo

Con el teletrabajo o la educación online ha sido necesario demostrar capacidad de colaboración con los compañeros de equipo. Una persona con capacidad para trabajar en equipo entiende el reparto de las tareas, es bueno comunicándose en grupo, sabe mostrar autoridad y obtiene buenos resultados trabajando con otras personas.

6. Mentalidad de crecimiento

Se conoce como growth mindset. Una persona con esta característica persevera cuando se enfrenta a una dificultad y está dispuesta a hacer esfuerzos para aprender nuevas habilidades y está preparada y deseosa de afrontar nuevos retos.

7. Empatía

Una persona empática es capaz de ponerse en el lugar de sus compañeros, tanto cuando fracasan como cuando tienen éxito. Se trata de personas con intuición social que les permite reaccionar con tacto y respeto ante las situaciones complejas que puedan estar viviendo sus colegas. La empatía es importante para poder humanizar las relaciones incluso en situaciones de gran presión.

8. Capacidad de comunicación

La capacidad de comunicarse con convicción es una de las habilidades más importantes y valoradas por todas las empresas. Se trata de tener facilidad para expresar tus pensamientos de forma concisa y conectar con el interlocutor, sea una persona, un grupo o una audiencia grande. Hoy en día, esto también abarca las plataformas digitales.

9. Capacidad de organización

Al desempeñar una actividad laboral a diario, hay que llevar a cabo varias tareas que no se pueden finalizar al mismo tiempo. Tener la facultad de saber gestionarlas de forma inteligente te convierte en una persona eficaz. Así, una persona con un talento especial para la organización es capaz de priorizar las tareas con sentido y estructurar el trabajo diario y el de sus empleados de la forma más eficiente posible.

10. Resolución de problemas

Esta soft skill está estrechamente vinculada con las habilidades analíticas. La resolución de problemas implica disponer de una estrategia apropiada y para llegar a ella es necesario tener una comprensión clara y haber hecho un análisis del problema. Si una persona tiene la capacidad de resolver problemas, se enfrentará a cualquier reto asociado a nuevos cambios con la mente siempre alerta y podrá aportar ideas creativas.

11. Resistencia al estrés

Si queremos poder enfrentarnos a los cambios imprevisibles de nuestro día a día hay tres habilidades que funcionan de forma conjunta: la habilidad para enfrentarnos al estrés, la responsabilidad personal y la motivación. Existen muchas técnicas para desarrollar esta habilidad, pero, en general, la resistencia al estrés está vinculada a una personalidad sólida.

12. Saber desenvolverse con los nuevos medios digitales

El actual entorno digital ofrece muchas oportunidades y también algunos peligros. Saber manejar de una forma hábil los nuevos medios de comunicación (redes sociales, plataformas online, redes profesionales, etc.) es una importante soft skill para poder presentarnos y presentar a nuestra empresa ante el resto del mundo. Si estos medios no se utilizan adecuadamente puede generar  consecuencias negativas, por lo que es necesario desarrollar una sensibilidad mediática para utilizar nuestras habilidades personales y sociales de una manera adecuada en el entorno digital.